Trafalgar Tapas

Trafalgar Tapas Terraza

¿PERO QUÉ ES LA TAPA?

La tapa es, hoy en día, una cosa y la contraria:

Es cocina moderna en miniatura y cocina tradicional, eso sí, en medias raciones.

Lo que los vascos llaman pintxo y se come con los dedos y lo que necesita un servicio completo para comerlo.

Lo que se anuncia en la costa por 1,50 € y los 9 € que te piden en un gastrobar de Barcelona.

Las retorcidas elaboraciones que se inventan en las Rutas de la Tapa que se celebran en cada pueblo, y un sencillo plato al que se llama por su nombre: atún en escabeche.

La tapa es todo eso y nada de eso.

Trafalgar Tapas Pizarra

Así que en TRAFALGAR TAPAS nos hemos puesto de acuerdo:

  1. LA TAPA TIENE QUE ESTAR RICA, RICA. 

    Y una tapa está rica cuando al acabarla el cuerpo te pide otra.

  2. LA TAPA TIENE QUE SER SENCILLA. 

    Una tapa es sencilla cuando se muestra con franqueza lo que estás comiendo.

  3. LA TAPA TIENE QUE TENER NOMBRE. 

    Definitivamente, renunciamos a tapas como: “Emulsión de huevo de campo y aceite de oliva virgen de la primera presión en frío con patata vaporizada y napada junto a la gamba blanca en cocción de salmuera de dos sales.” O sea, ensaladilla rusa. Es más, desconfiamos de lo que no tenga nombre propio.

  4. LA TAPA TIENE QUE TENER UN TAMAÑO MODESTO. 

    Deberíamos poder hacer una comida ligera a base de tapas consumiendo cuatro de ellas. Y las cuatro, con la cerveza o el vino correspondiente, no debería superar los 15 €.

Con esos cuatro criterios, hemos elaborado la CARTA DEL TRAFALGAR TAPAS.